Estableciendo una Rutina

Le sugerimos iniciar su inspección por el frente del vehículo: proceda del lado del
operador hacia la parte posterior y cierre el círculo alrededor de la parte frontal (vea la
ilustración). Esto no sólo establece una rutina regular a seguir, sino que además asegura
que usted esté volteando hacia el tránsito vehicular durante la inspección, que debe ser
un hábito de seguridad.

Su inspección debe cubrir tres áreas generales:
El compartimento del motor
El exterior del vehículo
El interior de la cabina

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.